Historia de los I Juegos Juveniles Nacionales 1982

En un evento que contó con la participación de 2 mil atletas entre los 11 y 18 años, ademásJJN-2007 la movilización de 30 mil jóvenes procedentes de las entonces nueve provincias y la comarca de San Blas y con un costo de  de 1 millón 400 mil balboas, se disputaron, entre el 4 y 12 de agosto de 1982 en la ciudad de Panamá, los I Juegos Juveniles Nacionales, bajo la organización del Instituto Nacional de Deportes (INDE), que era dirigido en ese entonces por  Alejandro Ayala.

Esta justa deportiva fue creada mediante el Decreto N° 298 del 7 de diciembre de 1981 y con ella se buscaba crear una fuente de constante renovación del deporte nacional en sus diversas manifestaciones, a la vez de representar una plataforma competitiva para los atletas.

Este primer certamen se inició con una impresionante ceremonia de inauguración que paralizó al país y que se celebró en el estadio Revolución (actual Rommel Fernández G.), que se llenó a su máxima capacidad, pues fue una fiesta que siguió al pie de la letra los mismos parámetros organizativos que se emplearon para los XI Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1970 y los VII Juegos Bolivarianos de 1973, ambos disputados en estas míticas instalaciones de la hoy Ciudad Deportiva Irving Saladino, en el corregimiento de Juan Díaz.

La sobresaliente judoca Nora del C. Toala fue la encargada de encender el fuego que alumbró esta  primera competencia para adolescentes que soñaban con representar a nuestro país a nivel internacional.

Los atletas vieron acción en 19 disciplinas y la representación de la provincia de Panamá se coronó campeona de los juegos al cosechar 82 medallas de oro, 61 de plata y 33 de bronce para un total de 176 preseas; en segundo lugar quedó la provincia de Colón con 43 medallas de oro, 42 de plata y 46 de bronce para un total de 131; y el tercer lugar fue para Herrera, que alcanzó  12 doradas, 42 plateadas y 26 bronces para conseguir 68 metales.

PROEZAS Y ESTRELLAS

Más allá de las medallas y las delegaciones ganadoras, hay que destacar las historias de los deportistas que participaron en aquellos memorables e inolvidables juegos con la visión de convertirse en el semillero del deporte nacional y vaya que lo fueron, pues los hermanos Armando, Julio y Jorge Dely Valdés arrancaron su andar futbolístico en aquel memorable certamen.

Armando, el mayor de los tres, fue el campeón anotador del certamen con 11 tantos, mientras otras figuras del fútbol nacional como Rubén  y Patricio Guevara también se hicieron sentir en la tabla de goleadores.

En el atletismo, no hay duda de que la reina fue la colonense Diana Beard, quien ganó 5 medallas de oro, tres en pruebas individuales y dos en los relevos 4×100 y 4×400, con lo cual  los “C-3” alcanzaron los primeros lugares de la tabla en esa disciplina.

DSC03164

Otro atleta que brilló con luz propia fue el boxeador darienita Beliberto Mosquera, quien venció al capitalino José Zárate por decisión dividida 3-2 en los 51 kilogramos, con lo cual le obsequió su primera y única medalla de oro a Darién.

La altiva provincia chiricana, tuvo como su carta fuerte en aquella justa el ciclismo en la modalidad del contrarreloj,  al llevarse el oro por equipo juvenil con tiempo de 57 minutos y 32 segundos. Integraban aquel sensacional grupo Edgardo Pittí, Alex Mojica, Boris Caballero y Wilmiri Castillo.

Mientras que en la gimnasia se destacó el inolvidable Eliécer Medina, quien acumuló un puntaje de 47.30, mientras que la monarca a nivel femenino fue la atleta Cristina Martínez, de Panamá, con un puntaje total de 35.10, además logró arrasar al llevarse cinco medallas de oro, para imponerse como la gran campeona.

FRUTOS

Estos juegos marcaron a una generación de jóvenes deportistas panameños que pudieron durante esta cita de apenas ocho días demostrar sus talentos, condiciones y el potencial deportivo con el que cuenta nuestro país.

También mostraron los puntos débiles del deporte nacional y dónde se debía atacar de manera planificada, científica y técnica para elevar el nivel de nuestros deportistas y a su vez cambiar, fortalecer y mejorar la estructura deportiva; sin embargo, luego de aquel año y por razones políticas de la época, dichos juegos fueron descontinuados y no fue hasta el año 2007 cuando se retomaron bajo  la dirección deportiva de Ramón Cardoze.