Atletas con discapacidad conviven en la cercanía del volcán Barú

“A pesar que no subí hasta la cima del Volcán, pude sentir que estuve allí. Sentí las piedras con mi bastón, el clima frío y la altura”, fueron las emotivas palabras de Silvia Cañizal, montañista de Argentina que participó en el International Trekking para Atletas con Discapacidad Visual, en su tercera versión.

Por inclemencias del mal tiempo que azota en el área del Volcán Barú, el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), recomendó cancelar el evento para salvaguardar la integridad física y vida de los atletas.

Esta actividad que organiza la Asociación Panameña de Personas con Discapacidad Visual (Appedivi), junto con el apoyo de diversas instituciones, entre ellos, el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), tenía como propósito caminar desde la entrada del Parque Nacional hasta la cima del Volcán Barú, el sitio más alto del país.

Este recorrido que tiene una distancia de 13.5 kilómetros, debe recorrerse en un periodo de 13 horas, sobre una altura de 3 mil 475 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, la organización Appedivi con la coordinación de estamentos de seguridad como Sinaproc y el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), decidieron llegar hasta la entrada del parque, donde estuvieron por espacio de dos horas, sobre una temperatura aproximada de 20 grados y una altura de 1,200 metros sobre el nivel del mar.

Los 50 atletas junto con sus guías, aprovecharon el momento para tomarse “selfies” en sus celulares e interactuar entre los montañistas de diferentes naciones como Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Argentina, Puerto Rico y otras, como parte de la integración social entre las personas con discapacidad.

“Siempre es bueno compartir este tipo de aventuras, los invito a que el próximo año participen, sin importar el impedimento físico que tengan. Es un momento muy gratificante”, comentó Héctor Araujo, atleta de Panamá.

“Es primera vez que vengo a estas actividades, estoy en el proceso de aceptación porque perdí la visión en septiembre. Me estaba preparando para subir el Volcán, pero el tiempo no dejó cumplir esta meta”, expresó Nayrin Ruíz de la provincia de Chiriquí.

Por su parte, Brenes Mejía de tan solo 14 años, relató que en su país Colombia se realizan este tipo de actividades, sin embargo, esta sería de mayor reto, al escalar gran número de kilómetros y estar en una temperatura muy por debajo de los acostumbrado.
“En muy pocas actividades participo en Colombia, pero esta es muy especial porque es de mayor reto. Es la primera vez que estoy en Panamá y he recibido mucho cariño de los panameños”, dijo Mejía.

El International Trekking cerró en el gimnasio de Los Naranjos en Boquete, donde los atletas recibieron medallas y premios especiales por la buena convivencia y actitud durante el evento, lo que fortalece el mensaje que la discapacidad no es impedimento de efectuar cualquier tipo de actividad deportiva.

“El otro año estaremos en la cima del Volcán Barú, no bajaremos los brazos”, concluyó Ana Raquel Gálvez, secretaria de Appedivi.

_DSC1527      _DSC1525

_DSC1416

Los comentarios están cerrados.