Sin comentarios aún

Panamá rescató un empate

ANTE ESTADOS UNIDOS EN UN ESPLENDOROSO ESTADIO ROMMEL FERNÁNDEZ.

El sueño de Panamá de asistir por primera vez a un Mundial de Fútbol siguió intacto con el empate a un gol que rescató ante Estados Unidos, en un esplendoroso estadio Rommel Fernández.

Desde temprano, los fanáticos de la “marea roja” se acercaban y algunos gringos, para el crucial desafío de la cuarta fecha del Hexagonal de Concacaf camino al Mundial de Rusia 2018 y todos, con gran entusiasmo fueron llenando el templo del fútbol panameño, que lució sus mejores galas para albergar a los miles de aficionados que colmaron sus graderías y palcos especiales.

Todo estaba listo con un campo de juego impecable, y el ambiente pese a una noche fresca se calentó cuando los dos oncenos invadieron el cuadro y tras la entonación de los himnos nacionales, la máxima ebullición llegó con el pitazo que daba inicio a las hostilidades.

Estados Unidos marcó el primero por medio de Clint Dempsey a los 38 minutos y el empate de Panamá llegó en los botines de Gabriel “Gavilán” Gómez a los 42 minutos. El segundo tiempo mostró a un combinado panameño agresivo, pero lamentablemente la esférica no entró al fondo de la valla estadounidense.

Pero la “marea roja” salió del Rommel Fernández complacida, no tanto por el empate, sino por el radical cambió, el arrojo y la disposición que mostró la selección nacional en comparación a la derrota de 1-0 que había sufrido el viernes ante Trinidad y Tobago en Puerto Príncipe.

Panamá rescató un empate, un punto que lo mantiene en el tercer lugar de las eliminatorias de Concacaf, que otorga tres cupos directos y un repechaje para la cita mundialista del 2018.

México con 10 puntos lidera la clasificación, seguido de Costa Rica con 7, Panamá 5, Estados Unidos y Honduras, ambos con 4 y Trinidad y Tobago 3.

El trillo sigue espinoso, nada fácil, pero la esperanza se mantiene intacta de estar por primera ocasión en la fiesta grande del fútbol mundial. Faltan seis partidos. La batalla continúa en junio, por lo que se espera que se carguen las pilas y se hagan los correctivos para lograr en esas fechas los puntos fundamentales.

Panamá tendrá dos desafíos cruciales y difíciles. El 8 de junio visita a Costa Rica en el gigante de La Sábana de San José y el 12 recibe a Honduras en el coloso de Juan Díaz, el Rommel Fernández, que volverá a estar esplendoroso, como el escenario ideal para convertir en realidad el sueño mundialista.

Publicar un comentario