Lic-Roberto-Arango1Señor Presidente de la Asamblea Nacional, Señores Vice Presidentes, Secretario General, Sub Secretaria General, diputados y diputadas de la Nación, señores de los medios de comunicación y público en general

Son los designios de Dios los que permiten presentarme por segunda ocasión, ante el Pleno de la Asamblea Nacional, a propósito de la ratificación de su servidor como Director del Instituto Panameño de Deportes.

Si recordamos, la primera vez fui designado por un período de tiempo que si bien, resultó muy corto, me permitió  identificar y distinguir con algún grado de profundidad, cuales son las deficiencias y contratiempos que limitan el desarrollo óptimo del deporte en nuestro país.

Con esa experiencia inmediata y el hecho que me vincula al deporte  por más de 30 años, me presento ante esta Augusta Cámara,  ha renovar mi compromiso y el de mi equipo de trabajo, para entre todos, liderar un cambio cualitativo en el deporte nacional, que se traduce en la tarea de fomentar la cultura física la cual incluye la actividad física ,  la recreación y el deporte

Lo ocasión es propicia para agradecer al excelentísimo señor presidente de la República de Panamá, Ing. Juan Carlos Varela, por la confianza depositada en mi, para dirigir los designios del deporte panameño en el lustro que se avecina. De igual forma para los miembros del Pleno de esta Asamblea Nacional, mi gratitud permanente por avalar dicha confianza en vuestra ratificación.

Son muchos los retos y de diferentes magnitudes vinculados al sector deporte, pero el faro que iluminara  nuestra gestión pública está vinculado  de manera irrestricta con el máximo respeto  a las leyes deportivas. Ahora bien, ya es momento de las grandes transformaciones en el deporte nacional, por consiguiente, pretendemos articular un gran dialogo nacional entre la familia deportiva,  que nos permitan crear mediante los cambios legislativos correspondientes, una Secretaria  Del Deporte, autónoma en lo funcional y presupuestario y así cumplir con efectividad y eficiencia los objetivos trazados en cada una de las  disciplinas deportivas y en la actividad física en general.

Si bien anhelamos mayor autonomía institucional en lo operativo y presupuestario, estamos  convencidos que la institución que hoy dirigimos,  requiere construir puentes de colaboración, no solo con aquellas instituciones públicas relacionadas con el desarrollo integral de nuestra gente, sino también, con el sector privado empresarial, a través de Convenios y Acuerdos que potencien el desarrollo y fomento del deporte.

Conscientes de la importancia en establecer las políticas necesarias para desarrollar la cultura física como expresión libre y voluntaria de la actividad física, la recreación y el deporte, urge planificar y colaborar de la mano del Ministerio de Educación, para que se imparta la Educación Física como  materia obligatoria y continua en todos los grados de escolaridad, previo al grado universitario. Lo anterior, no solo, nos permitiría descubrir y potenciar los talentos y habilidades de nuestros atletas desde una temprana edad, sino la posibilidad de incluirlos en los programas y proyectos de entrenamientos especializados que optimicen sus aptitudes.

Las estructuras que conforman el deporte nacional, también requieren de una mirada que permita  el adecentamiento institucional, por ello, ya basta de esas históricas confrontaciones dirigenciales, ya  que lo único que han logrado hasta la fecha,  es desplazar a nuestros atletas del sitial que les corresponde como actores principales del escenario deportivo.  Con el fin de evitar estos contratiempos,  Pandeporte según la ley deportiva, se compromete a establecer los mecanismos para el desarrollo del proceso electoral deportivo de tal suerte que velaremos y supervisaremos con mucha detenimiento y diligencia para que dentro de  esta dinámica eleccionaria, prevalezcan las reglas de la democracia, la transparencia y  la igualdad de oportunidades, en aras  de permitir como consecuencia natural de este proceso, el surgimiento de dirigentes con una visión fresca y renovada al frente de las distintas federaciones y organismos deportivos.

Somos convencidos que EL ATLETA, debe ser el centro y núcleo de los esfuerzos de cualquier dirigente deportivo. En ese contexto, nos proponemos articular y ejecutar las políticas públicas que nos permitan desarrollar íntegramente a nuestros atletas. En esencia es vital la formulación y ejecución del Plan Nacional  para el fomento y desarrollo de la Actividad física, la Recreación  y el Deporte  con objetivos claros y presupuesto tangibles  para el desarrollo de  estrategias  en el Deporte Para Todos, el Deporte Estudiantil, El Deporte para Personas con Discapacidad, el Deporte de Competencias y Alto Rendimiento; y  la Capacitación técnica y metodología constante y actualizada del factor humano.

Para lograr tales fines, contamos con una hoja de ruta establecida, y es que, “EL DEPORTE PARA TODOS”, no constituye un mero slogan de campaña política, sino el compromiso serio y verdadero de un gobierno que está convencido que el Deporte representa un factor preponderante para el desarrollo de nuestra gente.

Se impone de inmediato, el rescate de  las instalaciones deportivas que han sido abandonadas por años,  ya que se han convertido en monumentos de la desidia  y el olvido que no permiten  en la actualidad que  nuestra juventud encuentre las condiciones mínimas para practicar  sus actividades físicas.  Y es que la ausencia de una cultura para el  mantenimiento periódico de nuestras plazas e infraestructuras deportivas, ha constituido un factor negativo para la  práctica y desarrollo del deporte nacional.  Esta realidad nos permite señalarles con total certeza, que nuestra administración, no solo asumirá el reto de rescatar de manera integral aquellas instalaciones que se encuentran en las condiciones que hemos detallado, sino construir de manera eficiente  nuevas instalaciones deportivas para que nuestra juventud practique deporte, conviva sanamente y crezca  de forma saludable, incluyendo por supuesto, un programa para el mantenimiento preventivo de toda la infraestructura deportiva existente.

Para este servidor el respeto de la ley conlleva la no existencia de fueros  ni privilegios, cabe decir, todas las disciplinas deportivas serán atendidas y dotadas según sus necesidades reales, del soporte especializado que permita  la potenciación sobre las habilidades de nuestros atletas.
Igual atención merecerá nuestro Deporte Escolar, entendiéndolo como el semillero natural y esencial del futuro potencial en nuestros deportistas.

Se requiere y nos comprometemos a ello, a liderar un Instituto Panameño de Deportes más abierto, más humano, accesible para todos y todas y sobre todo, que se convierta en el reflejo de nuestra cultura, ya que somos un país de paz, alegre, soñador y con la esperanza de que nuestro pueblo por medio del deporte, encuentre un mecanismo de fraternidad y conciliación nacional

No podría culminar estas palabras, sin antes citar el pensamiento de un hombre que con su ejemplo moralizador está sentando las pautas para coadyuvar en la creación un mundo mejor, me refiero al Papa Francisco, quien a propósito del Mundial de Futbol que acaba de finalizar expresó lo siguiente:

“El deporte es no sólo una forma de entretenimiento, sino también y sobre todo una herramienta para comunicar los valores que promueven el bien de la persona humana y ayudan a construir una sociedad más pacífica y fraterna.
El deporte es una escuela de paz, nos enseña a construir la paz. En este sentido, me gustaría destacar tres lecciones de la práctica deportiva, tres actitudes esenciales a favor de la causa de la paz: la necesidad de “entrenarse”, el “juego limpio” y “el respeto entre los adversarios”.

Por último, deseo resaltar que somos gente que cree en el dialogo constructivo  y  por  ende,  tenemos  claro que dentro de la gran familia que compone el deporte nacional, existirán quienes coincidan con nuestros proyectos y visión respecto  al desarrollo del deporte; e igualmente surgirán  los   que mantengan  puntos de vistas distintos. Lo podría decir más fuerte, pero no más claro, las puertas de la institución estarán abiertas para todos los actores deportivos, con independencia de la posición que adopten respecto a nuestra administración.

Muchas gracias.